Pueblo de Estellencs: una verdadera joya.

¡Aquí os traigo un plan ideal de fin de semana con muchas fotos y un vídeo! El pueblo de Estellencs es una de esas joyitas de Mallorca que, sin ser tan conocida ni visitada como Deià o Valldemossa, también es un lugar precioso, muy acogedor y con mucho encanto. Es el sitio ideal si lo que quieres es estar de relax total y desconectar de todo.
A 1h de Palma y con ese encanto de pueblo, en Estellencs no hay muchas atracciones, si vas ahí será a pasar un día de playita, paseitos y comer en lugares cucos.

Un día en Estellencs

Cala Estellencs

Lo mejor de pueblo! Mis amigos y yo llegamos temprano para poder disfrutar tranquilamente del paseo hasta la cala de Estellencs. Es un camino de media hora con bastante pendiente al final (así que si vas con gente mayor o con algún impedimento, paciencia! 🙂 ). La playa es de piedras y no muy grande, preciosa! En la parte donde se guardan los barcos también se puede estar y es plana más plana y cómoda. Aguas transparentes y una pequeña “cascada” para poder quitarte la sal si te apetece.

Bar cala Estellencs

En la calita encontraréis un bar adorable, perfecto para tomarte unas cañitas y refrescarte. Hace más de 60 años que está abierto y lo lleva la misma familia. En abril todavía está cerrado, aprovecha el buen tiempo para tomar el sol, merendar o comer en el espacio que queda libre y, si te atreves, darte un bañito (aunque solo sea mojarse los pies! 😉 ).

Las casas de pueblo

Si te animas a quedarte unos días, hay casas que se alquilan y también un par de hoteles. Pasea por el pueblo y mira las casitas que hay, piérdete y disfruta del encanto del lugar. Si te alojas en una finca rural cocina una buena paellita  con la familia o los amigos, o cenar al fresco cuando caiga la noche, charlando, escuchando los sonidos del verano y oliendo los naranjos en flor.

LLénate la tripa

Estellencs tiene unos cuantos restaurantes tradicionales que seguro no te decepcionaran. Mis amigos y yo disfrutamos de las preciosas vistas de la pizzeria Giardini, que al ser nosotros de Mallorca tradicional ya comemos todos los días jajajaja pero si quieres algo más balear o mediterráneo también están el bar Sa Tanca, el restaurante Arandora o Vall-hermós. La pizzería en la que comí tenía unas vistas preciosas y las pizzas también estaban muy buenas! Finitas y con muchos sabor. Os recomiendo la vegetal o la mallorquina!

Yo aproveché para pararme en la Torre des Verger de camino a Estellencs, y enseñársela a mis amigos, no te lo pierdas tú tampoco porque las vistas son increíbles.

¡Disfrutad del vídeo! ¡Salimos haciendo el pardal y pasándolo muy bien!

2s comentarios

  1. ¡Es genial, Aina! He disfrutado viendo el vídeo, recordando los momentos que pasamos en tan precioso pueblo. No habría encontrado palabras mejores para describirlo, ¡sigue así!

¡Deja un comentario!