¿Te apetece un verano visitando La Dama del Mediterráneo? Si lo haces pronto descubrirás que Mallorca es mucho más que sol, playa y fiestas locas de Magaluf. Aquí tienes 4 increíbles opciones para disfrutar de Mallorca como un auténtico local ¡Intenta probarlas todas!

  1. Festivales nocturnos:

    Las noches de verano no son para dormir, sino para soñar. Y en Mallorca eso es muy sencillo. Lo más esperado son las increíbles verbenas en cada pueblo, el Cinema a la Fresca, o la Nit de l’Art. En el cinema a la fresca podrás disfrutar de películas tanto nuevas como antiguas a primera línea de mar. La Nit de l’Art se encarga de cerrar el verano con sus museos y galerías de arte abiertas de par en par para satisfacer a las mentes inquietas. Además cada año salen un sinfín de conciertos que te dejarán flipando; van variando cada año así que infórmate bien.

  2. Arte y museos:

    Uno de los eventos más destacados de cada verano es Artdemossa, en el cual el pueblo más bonito de Mallorca dedica un día entero al arte. Los artistas exponen sus obras a lo largo del pueblo, las calles están decoradas, hay gente por todo, buena música y buena comida. ¡Imposible perdérselo!
    También puedes dar un paseo por el casco antiguo de Palma ¡está lleno de museos! Desde arte contemporáneo hasta castillos y lugares históricos, la capital de Mallorca tiene mucho que contar.

  3. Rutas gastronómicas y de tapeo

    Si quieres degustar comida tanto tradicional como exótica, adéntrate en las zonas gastronómicas de Palma. Disfruta de la ruta martiana, el mercado gastronómico de San Juan en el Escorxador o los animados restaurantes y mercado de Santa Catalina. Infórmate también sobre la ruta del llonguet, en la que participan diferentes hornos y pastelerías y podrás degustar uno de los platos más típicos de la isla. También te animo a visitar los mercados de los pueblos, donde podrás degustar un sinfín de quesos, embutidos, aceitunas, vinos y otros deliciosos manjares mediterráneos.

  4. Enoturismo

    Si eres un amante del vino atrévete con una cata o una ruta vinícola guiada por Mallorca. Es una manera única y muy divertida de descubrir la parte rural de la isla. En Internet encontrarás muchísimos tours y guías que harán que acabes el día feliz y con las mejillas bien rojas.

¿Qué plan te gustaría probar primero?

Créditos:
Imagen de cabecera de Photo by Mathilde Cureau en Unsplash

¡Deja tu comentario!

A %d blogueros les gusta esto: