ShanghaiEDITS (13)

DÍA 2

Es el primer día que amanezco en Shanghai, la ciudad que marca el ritmo financiero del país destinado a dirigir la historia del s. XXI. A las 7 am de la mañana todavía no sabía que sería uno de mis mejores días en ChinaAyer, conocí la Plaza del Pueblo, la calle de Nangjin y la zona del Bund con su museo y vistas al río Huangpu y la famosa zona de Pudong.

divider1

No te pierdas la primera parte de mi aventura en Shanghai
¡Lee mi diario del día 1 para descubrir cómo llegué y los lugares que visité!

divider2

ShanghaiEDITS (18)

Me dirijo al metro y ¡Ai señor, qué caos!

Hoy toca algo un poco más verde y con un toque más tradicional.
Como siempre, cámara en mano, agua, zapatos cómodos y ¡a la calle!. Me dirijo al metro y ¡Ai señor, qué caos! A primera vista el metro pueda asustar, con tantas líneas y colores ¡más no temáis! no es tan complicado, solo hay que fijarse bien en los nombres y seleccionar la English version  en las máquinas de ticket. Yo pude ir a casi todos los sitios con la línea 10, de color lila pastel.

ShanghaiEDITS (2)

los británicos utilizaron el jardín de Yu como cuartel durante la guerra del Opio y más tarde los japoneses

La primera parada es El jardín de Yu o Yuyuan, (entrada 30/40 kuai). Un lugar originariamente construido por un funcionario imperial, para ser el lugar de retiro de su padre. La parte triste de la historia es que su padre murió antes de que el parque fuera acabado. Por si fuera poco, la familia fue perdiendo dinero a lo largo de los años, por lo que tuvieron que vender el parque… ¿La parte buena? Fue comprado por unos comerciantes que lo arreglaron y donaron al Templo del Dios del la Ciudad, haciéndolo así un lugar público. Además, por si su historia no fuera ya de por si interesante, los británicos utilizaron el jardín de Yu como cuartel durante la guerra del Opio y más tarde ¡los japoneses lo destruyeron  durante la II Guerra Mundial!

ShanghaiEDITS (1)

todo un rocambolesco escenario que no te puedes perder si quieres experimentar la auténtica Shanghai

Alrededor del parque encontré un increíble bazar de estética  tradicional oriental lleno de objetos, souvenirs y puestos de comida. Disfruté muchísimo dejándome llevar por todos los colores y sonidos. Justo al lado de los bazares está la parte antigua de la ciudad. Es todo un rocambolesco escenario que no te puedes perder si quieres experimentar la auténtica Shanghai. El tráfico, las voces, los olores, los colores… Algo muy diferente.
¡Un consejo! Justo antes de entrar al parque verás una Casa de Té.  Antes de irte no te lo pienses: sube al segundo piso y pide una taza. Los tés más baratos cuestan unos 78 kuai. Entré por curiosidad y, al ver un ambiente tan tranquilo, me animé a quedarme un rato. Y es que Shanghai es tan caótica que puede saturar. ¡Fue la mejor decisión del viaje!

ShanghaiEDITS (16)

Fue un momento extraño, estar en un lugar realizando una actividad tan tradicional con vistas tan contradictorias.

Pensando en mi bolsillo elegí uno de los tés más baratos (78 yuanes). Todas las mesas en la sala eran pequeñitas, parecía una habitación para hobbits. Me senté en una mesa con vistas al lago, a los viandantes y turistas y a los edificios antiguos del parque con los monstruosos rascacielos de fondo. Fue un momento increíble, estar en un lugar realizando una actividad tan tradicional con vistas tan contradictorias. Solo había 3 mesas más ocupadas, el flojo sonido de las risas y conversaciones era perfecto para no sentirte sola pero poder relajarte a la vez.

ShanghaiEDITS (3)

image

Mi té llegó junto a otros aperitivos, cortesía de la casa. Mientras esperaba 2 minutos a que la flor de té en la jarra de cristal se abriera, observaba como uno de los clientes practicaba caligrafía china. Dos chicas jóvenes vestidas en qipao se preparaban para dar un pequeño concierto de música tradicional china a los ahí presentes. Y frente a mí, la mejor compañía que podría tener con las mejores conversaciones más interesantes.

 

IMG20180118162536

ShanghaiEDITS (4)

¡todas las fachadas estaban iluminadas y las calles parecían incluso más viva!

Con esta estampa, perdí la noción del tiempo y me relajé como no he podido hacerlo desde que me mudé a este país… No me di cuenta y ya llevaba en la Casa de Té 2 horas y media. Al salir ya había oscurecido ¡todas las fachadas estaban iluminadas y las calles parecían incluso más viva!

ShanghaiEDITS (19)

Esa noche dormí feliz y tranquila, sabiendo que había acabado un día que tardaría muchísimo en olvidar.

ShanghaiEDITS (10)

Créditos:

  • Pixel de http://pixel-soup.tumblr.com/tagged/drinks

 

¡Deja un comentario!

A %d blogueros les gusta esto: